Almendras: chiquitas pero grandiosas

Las almendras son parte de la colección culinaria en Amores y Sabores no solamente por que nos parecen exquisitas, pero por que nos resultan un gran elemento para nuestra dieta.

Los árboles de almendra fueron de los primeros en cultivarse en la historia de la agricultura, principalmente por sus semillas. La gran maravilla que tiene cosecharlas es que no tenemos que esperar a que llegue una temporada en específico para obtenerlas. ¡Así que sus beneficios están disponibles todo el año!

 

A nosotras nos encanta usarlas tanto para darle sabor a un postre como para suavizar platillos picantes. Consideradas un superfood, las almendras son densas en nutrientes y ofrecen algunos beneficios sorprendentes. Aquí les damos varias razones por las cuales debes incluirlas en tu dieta ¡ahora!

 

- A pesar de que las almendras son ricas en hidratos de carbono y calorías totales, los científicos han demostrado que ayuda a la pérdida de peso y a su control.

- Si estas buscando un remedio natural para bajar el colesterol, comer almendras es una gran idea ya que no contienen grasas saturadas. Es decir, que son de la familia de las grasas buenas.

- Reducen el riesgo de las enfermedades del corazón, la grasa (proteína y fibra) y la alta cantidad de ácidos grasos mono insaturados de las almendras nos ayudan a proteger el corazón.

- El alto contenido de fibra en las almendras ayudan al sistema digestivo.

- Ayuda a controlar la diabetes

- Estimulan el crecimiento del pelo, de hecho el aceite de almendras es una gran opción para hidratarlo.

- Debido a su potente actividad antioxidante, las almendras ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro y la formación de arrugas en la piel.

- Y esta es una de nuestras razones consentidas: ¡Mejoran la función cerebral! las almendras contienen nutrientes como la rivoflafina y la L-carnitina, esto quiere decir que ayudan a aumentar la actividad neurológica, reduciendo así el riesgo de enfermedades como el Altzheimer.

Deja un comentario